domingo, 31 de mayo de 2009

Por estos días no tengo mucho que decir. Estoy ocupadísima tratando de organizar mi tiempo y de quitarme el maldito vicio que resulta ser para mí el internet xD! Pero no quiero que este blog muera. Así que publicaré mi primer ensayo de expresión escrita, que trata sobre como los medios de comunicación son en gran parte los responsables de los estereotipos y la discriminación. En fin, mejor léanlo xD! Soy pésima para resumir. Espero comentarios.

La publicidad: los estereotipos y su papel en la discriminación

Hoy en día, basta con que un medio de comunicación difunda una noticia, para que esta recorra el mundo entero en cosa de segundos. Por algo se llaman "medios de comunicación masiva". Pero esta característica tan cotidiana y aceptada en nuestra sociedad, puede resultar severamente perjudicial cuando se trata de la difusión de ideas y no sólo de acontecimientos. Cuando cierto tipo de ideas se transmiten con el afán de vender, éstas se transforman en publicidad, cuyo principal objetivo es persuadir a la mayor cantidad de personas como sea posible. La publicidad termina prácticamente imponiendo diversos modelos sociales o estereotipos, que se propagan de forma muy rápida y son asumidos por una "cultura de masas". Pero, ¿qué ocurre con aquellos sectores de la sociedad que no siguen los estereotipos? Ciertamente, terminan siendo víctimas de diversas formas de discriminación e incluso de abusos.

Una de las maneras en que la propaganda intenta persuadir para comprar un producto, es intentar vender junto con él algo que se logrará gracias al mismo. En palabras de Aldous Huxley: “ya no compramos naranjas; compramos vitalidad. Ya no compramos simplemente un coche; compramos prestigio” (59) Comerciales de perfume suelen ir acompañados de frases como “la magia de la seducción en un frasco” (Marrero, Esmas). Al presentar este tipo de publicidad, se usan los estereotipos para demostrar la persona ideal que usa el artículo versus la perdedora que no. Estas dos figuras son las que se insertan en el inconsciente colectivo y generan prejuicios. Siguiendo el ejemplo del perfume se puede decir que quien no lo use simplemente no será seductora.

Uno de los problemas generados por estereotipos es el bullying, como se le llama en inglés, o acoso escolar. Este siempre afecta a jóvenes con características parecidas: tímidos, con buenas notas, responsables, tranquilos... O por su apariencia: sobrepeso, uso de anteojos, vestimenta anticuada (Menéndez, Psicopedagogía): justo el tipo de persona que se estigmatiza en los comerciales como aburridos y “bichos raros”. Presentar esta imagen de cómo debiera ser cada uno, provoca que personas con un carácter dominante o violento decidan “corregir” a quien no se comporte como “debería”, ya sea mediante la insistencia o el maltrato verbal o físico.

A pesar de que los estereotipos apuntan a todos, las mujeres se ven más afectadas que los hombres. Es a ellas a las que se les presentan más exigencias sobre como comportarse y se las limita a ciertas áreas. Así, una mujer aparecerá en comerciales lavando loza, haciendo el aseo, cuidando hijos o bien maquillándose, comprando ropa, cuidando su figura y seduciendo hombres. Es difícil ver a una chica en propagandas de computación, por dar un ejemplo. Y en los comerciales de automóviles y cerveza se la presenta como un atractivo para el público masculino y no como referencia al uso del producto en sí. O sea, se crea esta imagen de la mujer vanidosa, seductora; una femme fatale o bien, la de ama de casa perfecta que, aunque trabaje fuera del hogar, siempre lo mantiene todo en orden.

La imagen que se espera de la mujer va creando ciertas exigencias. Como en el caso del bullying, si estas exigencias no se cumplen, se produce el rechazo. Para evitarlo, muchas pueden llegar a espantosos extremos, como los casos de anorexia o bulimia, consecuencias de la discriminación y estereotipos: “La dieta comienza con el fin de ser más popular o atractiva, estar más acorde con los cánones estéticos reinantes, sentirse más “integrada”, pero puede desembocar en un serio trastorno de la alimentación.” (Crispo 64) Y a pesar de que se suele culpar a las mismas chicas o incluso a sus padres, el verdadero problema comienza debido a los medios de comunicación. Si estos repiten todo el tiempo que una chica debe verse delgada y hermosa, la sociedad repetirá lo mismo y las muchachas cederán ante la presión de la masa. Querrán ser aceptadas y por lo tanto cumplirán con lo que se les exige.

La manera de obrar de los medios de comunicación, sin escrúpulos a la hora de vender, está creando una juventud insegura y prejuiciosa. Sin embargo es algo que puede modificarse. El primer paso es tomar conciencia sobre estos hechos, comprenderlos y analizarlos. Luego, es necesario cambiar la forma de hacer publicidad: un producto puede ser vendido por las cualidades que nos ofrece. Y finalmente, comenzar a erradicar estos estereotipos para dar paso a una visión de las personas como tales, sin atribuirles características previas sobre lo que debieran ser.

Bibliografía

- Crispo, Rosina, Eduardo Figueroa y Diana Guelar. Anorexia y bulimia: lo que hay que saber. Barcelona: Gedisa, 1996.

- Huxley, Aldous. Nueva visita a un mundo feliz. Buenos Aires: Sudamericana, 1998.

- Marrero, Maria Cristina. “La magia de la seducción en un frasco”. Esmas 20 abril 2009 <http://www.esmas.com/vanidades/belleza/477685.html>

- Menéndez Benavente, Isabel. “Bullying: acoso escolar”. Psicopedagogía 20 abril 2009 <http://www.psicopedagogia.com/bullying>

5 Comments:

  1. El Don MaRCiAno said...
    Oveja que andas apocalíptica……..

    Pucha si es claro lo que dices, además es normal, es normal que siempre los moldes imperantes van a ser los que primen en las noticias (aunque tu no ahonda en el objetivo, digamos, del que tienen las noticias, mas alla de que son información solamente, como yo dijo, nada es neutro, asi que siempre tienen un grado de determinación valórico….tu texto ve solo el tema de los prejuicios fomentados que tu no compartes). Es típico en todo grupo humano. Desde los grupos mas pequeños hasta los mas grandes, desde el grupo de amigos hasta el estado. Además recordar que todo hecho social, es coercitivo y externo al individuo, así por lo menos yo entiendo como se mueve los grupos humanos.

    Creo que no se puede hacer mucho en esas lijas (las grandes cadenas de comunicación), primero por el acceso al poder influenciar aquellas, segundo por que siempre en grupos grandes existe un estreñimiento tal que desvirtúa el sentido de las noticias (creo que eso es inherente a la comunicación, pero en grupos pequeños la afinidad es tal, que se puedo lograr una comunicación mas efectiva y de calidad, lo veo en tanto captar el mensaje), por eso me gusta el cuento de los medios de contra información, además de que no me gusta ver las noticias (bueno si me gusta, pero me aburre, lo tendencioso de ciertos canales, y los diarios ni hablar……..me gusta siempre dar el ejemplo de el sentimiento de miedo que nos quieren generar en la tele, y relacionarlo con la idea de propiedad privada, y la idea de “necesidad de seguridad”).

    Algún bueno futuro o buen término de los vicios de esos medios, no los veo, es como ver buen futuro a organizaciones gigantes, donde existe una alineación tal del individuo que este no es importante desde un punto de vista holístico o integro, sino por una cualidad especifica. Pero esos son sueños, como que algún día todos vivamos en armonía y felices.

    Bueno ovejilla, no se ojala que escribas mas pues……

    saludos
    el resentido ......
    El Don MaRCiAno said...
    hakshkasjha puta que error mas feo el de la primero linea...........normal normal XD
    LuchinG said...
    Lo que propones al final es imposible. Coca-cola y Pepsi, en pruebas a ciegas, son indiferenciables, incluso en los casos de los heavy-drinkers (eso es lo primero que a uno le enseñan en la clase de publicidad), de modo que exigir que la publicidad se dé en base a características físicas es imposible, las empresas viven de la imagen, su principal producto no es el producto en sí, sino la imagen que dan. Igual de imposible sería exigir lo que a mí me gustaría: prohibir las propagandas dirigidas a menores de edad.
    Þåndø®å said...
    Cualquier cosa para mejorar a la sociedad en que vivimos se considera imposible. Eso nos da un buen dato sobre porqué estamos como estamos.
    El Don MaRCiAno said...
    si pero existen medio mas y otros menos viables que otros, en ciertas situaciones, lo malo es cuando la gente se desespera y quiere traer el eden luego a la realidad. como sabes creo que todos debemos crear el eden, ese mundillo rebueno para todos.

    las cosas son procesos, no por que algo este mal se va cambiar radicalmente, sabiendo que en verdad seran cambios de formas y no de fondos.

    saludos

Post a Comment